Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

La guía definitiva para viajar en bicicleta con niños

Viajar en bicicleta con niños es una idea maravillosa porque permite contagiarnos con su magia y su inocencia. Son muchas las cosas que podemos aprender con los niños en un paseo en bicicleta, pero siempre es necesario adoptar una serie de medidas. En primer lugar, viajar en bicicleta con niños, significa una gran responsabilidad, por lo que el viaje debe ser lo más seguro posible.   

Existe una serie de aspectos a considerar cuando se toma la decisión de compartir con niños el mundo de la bicicleta. En un principio, se puede tratar de un paseo rutinario, pero también está la posibilidad de aventurarse a viajar, conocer y experimentar nuevos lugares usando la bicicleta como medio de transporte.

Viaje con propósito

A la hora de viajar en bicicleta con niños, debes definir cuál es el objetivo del viaje y compartirlo con tus compañeros de camino. Una guía de viaje previa define por que caminos vais a transitar, si no lo tiene muy claro siempre puede recurrir a Google y buscar una ruta, es aconsejable que vaya a conocerla antes de ir con niños. Así descubrirá que realmente no hay peligro.   

Planifica tu ruta

Algo importante de incorporar a los hijos en un paseo en bicicleta es que el recorrido es tan importante como el lugar hacia donde se dirigen.

Si planificas tu ruta de manera adecuada, los niños disfrutarán el viaje como un paseo inolvidable.

  • Analiza las diversas vías para llegar al destino planificado
  • Elige la más atractiva para que el paseo sea agradable
  • Ubica lugares interesantes para compartir en el trayecto
  • Realiza paradas programadas para la hidratación o comer

No descuides tu bicicleta

No corras el riesgo de quedarte accidentado en el camino. Con sólo realizarle un mantenimiento constante a tu bicicleta, reduces la probabilidad de un fallo en el viaje.

Recuerda que la mejor salida, es aquella que permite disfrutar todo el recorrido sin ningún tipo de contratiempos desagradables.

Lleva a los niños de la manera más adecuada.

No hay ningún truco para hacer que un viaje en bicicleta sea perfecto. Si te estás iniciando en las salidas en bicicleta con tus hijos, es posible que no sepas todavía muy bien como llevarlos contigo. Por lo tanto tienes varias opciones como por ejemplo los remolques de bicicleta para niños o las bicicletas de remolque son buenas opciones. También los asientos delanteros y los asientos traseros para bicicleta funcionan muy bien para los más pequeños. Por otro lado los remolques tienen la ventaja de que también los puedes utilizar para transportar cosas que necesites en tus viajes como por ejemplo comida, juguetes, pañales, etc.

De manera similar, para los niños un poco más mayores que les gusta pedalear y sentirse parte del viaje las bicicletas de remolque son una buena opción. Permite al niño ir en su bicicleta con la diferencia de llevarlos pegados lo que es una ventaja para tenerlos controlados y a salvo del tráfico.

Estudia el clima

Sin llegar a ser un meteorólogo, las características climáticas deben ser analizadas al momento de emprender un viaje en bicicleta. En situación de calor es recomendable llevar ropa fresca, ventilada y una gorra para que los inclementes rayos del sol no te perturben en la cara.

Cuando se trata de climas fríos, se aconseja usan chaquetas, gorros y otras indumentarias que protejan a los viajeros en su recorrido en bicicleta.

Respeta las reglas

La bicicleta es uno de los vehículos más sensibles de la circulación, por eso debes enseñarle a los niños, la importancia de respetar las señales de tráfico. Así que recorrer y conocer lugares en este medio de transporte junto a tus hijos, equivale a desarrollar mayor grado de conciencia y madurez.

Debe prevalecer siempre el sentido común para respetar las reglas y señales de tráfico en todo el trayecto del viaje. Así mismo, la bicicleta debe contar con equipos de señalización y avisos como luces, un banderín, cinta reflectante y otros elementos de atención a los demás conductores.

Disfruta el viaje

Disfruta junto con tus hijos de las maravillas del camino. Vive la sensación de libertad que significa andar en bicicleta, haz nuevos amigos, descansa cada vez que sea necesario.

No tienes que andar a toda velocidad. Pedalea al ritmo de los niños, ya que esto no es una carrera, es un paseo destinado a la diversión y al esparcimiento. Cada vez que lo decida el grupo, deténganse a contemplar el paisaje, tomar una foto o respirar profundo.

Elige un destino para todos

Los niños pequeños disfrutan de cualquier actividad por sencilla que sea, son los que con mayor facilidad se adaptan a las circunstancias. Sin embargo, no debes olvidar que el paseo es colectivo y el lugar escogido debe ser agradable para todos los integrantes del viaje.

Un lugar seguro

Cada vez que vayan a vivir una aventura en bicicleta con los niños, deben elegir un lugar que además de seguro tenga atractivos para el disfrute.

Los parques, los ríos, las playas, los bosques y las montañas tienen ese encanto especial que permite pasar un tiempo diferente con el grupo.

La seguridad, es uno de los elementos prioritarios cuando decide salirse de la rutina y realizar un paseo en bicicleta con los más pequeños. Además, se es niño una sola vez y debemos grabar en su mente los mejores recuerdos de esa etapa de la vida.

Nunca desaprovecha la oportunidad de aventurar un rato, un fin de semana, unas vacaciones con la familia para fortalecer los vínculos afectivos. Sea el héroe que sus hijos se imaginan, comparta con ellos y de vez en cuando sus escapaditas en bicicleta.

Feliz regreso

Una vez terminado el paseo en bicicleta, disfrute junto a los niños de las experiencias vividas y rían juntos de cualquier anécdota del pasado. Emprendan el regreso poco a poco, pedaleen sin prisa, evoquen cada detalle agradable y planifiquen otra jornada de esparcimiento.

Los adultos tienden a olvidar las vivencias de manera rápida, debido a los compromisos a que a diario deben cumplir. En la mente de los niños, la situación es diferente, esas vivencias nunca la olvidan y fortalecen el vínculo con sus mayores.

El mejor equipaje al viajar en bicicleta con niños, es el entusiasmo de compartir gratos momentos con los hijos. Así que no requiere de una gran logística, siempre y cuando tenga claro el criterio de responsabilidad que eso implica.

Hasta el próximo viaje

Después de culminar esta aventura y experimentar la emoción de rodar en bicicleta con los niños, es el momento de pensar en el otro viaje.

Debes aprovechar el entusiasmo de este viaje para planificar un nuevo recorrido en bicicleta. Definitivamente, viajar en bicicleta con niños, es una experiencia definitivamente mágica. Vale la pena repetirla. Hasta el próximo viaje.

También en Urbanity Roll

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias, generadas a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar